jueves, 24 de marzo de 2011

El plan de usos militares de Cabrera se aprueba con el rechazo ecologista

El Plan de Usos Militares del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de Cabrera, que permite maniobras militares en el archipiélago balear, fue aprobado el pasado día 18 de Marzo por el Patronato del Parque Nacional con la única oposición del GOB y de Greenpeace. Las organizaciones ecologistas  (Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace España, GOB Baleares, SEO/Birdlife, y WWF España) mostraron su desacuerdo con este plan, que consideran “innecesario”, porque “tendría impactos negativos en un área de alto valor ecológico.” Para los ecologistas, la máxima figura de protección ambiental otorgada a un territorio por el ordenamiento jurídico, el Parque Nacional, “es incompatible con la celebración de maniobras militares.”

Foto de diariodeunturista.com

Las condiciones de uso del Archipiélago de Cabrera por parte del Ejército estaban por determinar desde la creación del Parque Nacional en 1991. El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de Cabrera para el periodo 2006-2012 establecía que “de acuerdo con lo estipulado en la Ley de creación del Parque Nacional, se hace necesario elaborar un plan de usos militares que compatibilice la actividad de este ministerio con los criterios y objetivos del Parque Nacional”. Para ello se daba un plazo máximo de un año, aunque finalmente ha habido que esperar cuatro años para tener listo el Plan de Usos Militares, un retraso que para las organizaciones ecologistas “es indicativo de que el plan no es ni urgente ni necesario.”

Por su parte, el presidente del Patronato de Cabrera, Albert Catalán, explicó a Diario de Mallorca que "se ha tratado de formalizar un uso que ya se venía dando desde el año 1991. En el plan aprobado se da prioridad a la conservación y a la preservación de la biodiversidad del archipiélago por encima de cualquier otra consideración, salvo que concurran circunstancias extremas de seguridad nacional.”

El presidente del Patronato del Parque Nacional también detalló las condiciones que impone el recién aprobado Plan: “No podrán realizarse maniobras militares ni con fuego real ni con munición de fogueo. No podrán acceder a las zonas de la reserva acotadas para los proyectos de investigación así como a las de uso restringido. Tampoco podrán realizar actividades subacuáticas fuera de los puntos destinados a ellas. Asimismo, en caso de pretender hacer unas maniobras terrestres, tendrán que respetar los itinerarios marcados y nunca se podrá superar la presencia de más de trescientas personas simultáneamente en el ámbito natural en una misma jornada.”

Para Catalán, "no hay que olvidar que Cabrera es propiedad del ministerio de Defensa y que desde su declaración como parque nacional, en 1991, no ha habido ningún problema con la presencia militar en el archipiélago".

El GOB (Grup Balear d'Ornitologia i Defensa de la Naturalesa) coincide con el presidente del Patronato del Parque Nacional en que “en estos momentos la presencia de personal militar, que se ha ido reduciendo progresivamente desde 1991, no tiene una incidencia negativa en la gestión del espacio ni en la consecución de sus objetivos de conservación y uso público.” 

Sin embargo, el GOB denuncia que con el Plan aprobado por el Patronato “se abre la puerta a un escenario muy distinto, con maniobras de hasta 300 militares.”“Este tipo de ejercicios no deberían tener lugar dentro de un espacio protegido del más alto nivel, como es el Parque Nacional de Cabrera. Existen muchas localizaciones alternativas para que el ejército pueda realizar ejercicios de adiestramiento sin tener que recurrir a un espacio de la máxima importancia ecológica y con un uso público importante”, demanda la organización conservacionista balear.

Anteriormente utilizado como base de maniobras y blanco de tiro por el Ejército, el Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera fue creado en 1991 y se considera el mejor exponente de ecosistemas insulares no alterados en el Mediterráneo de nuestro país. El Parque cobija una importante riqueza natural que incluye uno de los fondos marinos mejor conservados del litoral español, junto con especies endémicas e importantes colonias de aves marinas, algunas en peligro de extinción, como la gaviota de Audouín.


---
Buscando información sobre el tema me he topado con una noticia que escribió Benigno Varillas en El País sobre los avances en la protección del Archipiélago de Cabrera. La noticia es de 1986, cinco años antes de que se declarara Parque Nacional. Aporta datos muy interesantes sobre el uso que el Ejército hacía del Archipiélago: "El informe de los científicos pide que Cabrera sea declarado Parque Nacional Marítimo-Terrestre."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada